¿Qué es la belleza? Todos hablamos de belleza y cada uno tiene su propio concepto de lo que es bello o no. Esto se debe  a que la belleza es un concepto ambiguo. Cada cultura y sociedad tiene su propia idea de la belleza. Es una idea que va cambiando, aún, con el paso del tiempo y las épocas. En décadas anteriores la industria de la moda nos vendía la idea de belleza representada con una mujer muy alta y extremadamente delgada. Y todas se esforzaban por lograr esa figura. De ahí que surgieron, en mi opinión, trastornos como la bulimia y la anorexia. 

Como ejemplo de lo que las personas y las sociedades considera bello me llegan a la mente las padaung o mujeres jirafas, de la tribu Kayan de Tailandia. Estas se alargan el cuello con anillos logrando que este se vea largo y delgado, con todas las consecuencias que esto implica para ellas. El otro ejemplo es el pintor colombiano, Fernando Botero, quien en sus temas, representaba figuras corpulentas e incluso obesas.

Y siendo que la belleza está en el ojo de quien la observa, yo he comprobado que una mujer es hermosa es aquella que tiene amor propio. Lo que hace a una mujer hermosa es la seguridad que siente en sí misma. No tiene que ser una actriz o una modelo. Cualquier mujer que proyecta seguridad, será una mujer hermosa en los ojos de la persona que la mira. Esto lo ha demostrado la tímida joven de la etnia wixarika, Yukaima González, quien en la Feria Nayarit de México se coronó como reina de belleza en días recientes.

Me considero una mujer bella y he logrado que los demás me vean así. Te comparto cinco consejos que me aplico cada día y tal vez te sean útiles a ti también. 

1. Yo soy única: no me comparo con nadie. Cada persona es única, por ello no tiene caso tratar de compararte con otra persona. Si lo haces, lo único que  lograrás será lastimarte. Disfruto lo que tengo sin desear lo que otro tiene. 

2. Vivo en el presente. No me torturo pensando en el pasado, y miro al futuro con optimismo. Reconociendo que el único tiempo que existe para mí es el hoy. 

3. Amo todo lo que soy. Conozco mis aspectos positivos en mi carácter y en mi físico y trato de destacarlos. Estoy llena de defectos  pero no vivo recordándolos a diario. 

4. Estoy convencida de que el físico no lo es todo. Para mí es más importante desarrollar mi personalidad, lo que soy, lo que estoy dispuesta a dar. Resalto todos los aspectos que me hacen única. Y me lo repito a diario. 

5. Me mantengo en movimiento. Y por último realizo al menos tres veces en semanas una actividad física ya que esto incrementa mi confianza y mi salud. 

 Ser fiel a estos cinco consejos me permite  elevar mi autoestima y mostrarme al mundo tan hermosa como soy capaz. Lo que hace a una mujer hermosa es su amor propio no lo que otros piensen de ella. Inténtalo. 

Mirate al espejo y amate

Un beso,

Inarus curvy 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que también te guste...